domingo, 14 de diciembre de 2014

Torre Alháquime y Fortaleza Nazarí


A cuatro kilómetros del Castillo de Olvera (Cádiz), sobre una loma situada a unos 495 metros sobre el nivel del mar, los árabes construyeron una fortaleza de estilo Nazarí con el cual se apoyaban mutuamente durante el dominio musulmán de Al-Andalus. Fortificaron todo el recinto, situando una única entrada en el Arco. Se habla de un Alcaide del castillo llamado Al-Haquim del que puede derivar el nombre del pueblo. La Torre de Al Hakin o Al-Haquim (que en árabe significa "el sabio" o "el letrado") dio lugar, pues, a la denominación de Torre Alháquime.

En 1327, la presión militar cristiana, que había conseguido rendir la importante fortaleza de Olvera les obligó a abandonar la villa, buscando refugio en Ronda. Pero la dominación cristiana de Torre Alháquime sería efímera y fue recuperada por los ejércitos nazaríes sólo seis años más tarde.

A principios del siglo XV fue de nuevo tomada, junto a Zahara por los cristianos, permaneciendo durante unas décadas bajo el control de la familia de los Rivera, titulares del Adelantamiento de Andalucía. Definitivamente conquistada por el marqués de Cádiz hacia el año 1485, volvería a formar parte del señorío de los Rivera hasta que, extinguida la linea masculina del linaje, quedara integrada en los estados del ducado de Alcalá de los Gazules y más tarde, en los de la Casa de Medinaceli.

Durante la guerra de la Independencia, la Torre es ocupada por las tropas francesas (1810-1812), participando los torreños en las diferentes guerrillas que se formaron en las sierras de Cádiz y Ronda.

En el antiguo emplazamiento de la torre-fortaleza se ubicó hasta hace poco tiempo el cementerio de la localidad. Alrededor de esta fortaleza musulmana fue creciendo el núcleo urbano de la actual villa de Torre Alháquime, y lo hizo de un modo muy peculiar, en una disposición de círculos concéntricos para salvar en lo posible la pendiente.


Olvera y Torre Alháquime

Torre Alhaquime



Nos acercamos con el zoom a Torre Alháquime vista desde el sur.

Torre Alhaquime



En la zona alta vemos los restos de la antigua muralla de la fortaleza medieval.

Torre Alhaquime



Cara oriental de Torre Alháquime.

Torre Alhaquime



Al entrar en el pueblo lo primero que destaca es el monumento al Sagrado Corazón.

Torre Alhaquime



Subimos por la calle Pilar con la imagen de la Parroquia Nuestra Señora de la Antigua en lo mas alto.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Entramos en la Plaza de la Constitución.

Torre Alhaquime



Encima tenemos las murallas de la fortaleza.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



En la Plaza de la Constitución está situado el Ayuntamiento, un edificio del siglo XX. 

Torre Alhaquime



Al otro lado está la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Antigua. La actual iglesia se construyó sobre la antigua en 1755. Tiene advocación sevillana por que así lo ordenó el arzobispo de Sevilla tras haber intervenido en la conquista de Torre Alháquime. De estilo neoclásico, la fachada es barroca, tiene sobre la puerta Frontón partido y óculo. Le sigue una cornisa y un cuerpo de tres campanas, la primera de ellas data de 1766, la segunda es del siglo XIX, la tercera no tiene inscripción.

La iglesia es una construcción modesta de tres naves, entre otras cosas interesante por su artesonado tipo Mudéjar construido en 1795, a raíz del incendio en el que desapareció el antiguo Retablo que databa del siglo XVII. Sólo quedó un cuadro de la Inmaculada y la imagen del niño Jesús.  Lo más destacado es el Cuadro de las Ánimas que se atribuye a la paleta de Murillo y la pila bautismal que se conserva como una auténtica reliquia.

Torre Alhaquime



A la derecha de la Parroquia, subiendo por unas escaleras llegamos al Arco de la Villa, la principal entrada a la Antigua Fortaleza Nazarí, posiblemente edificado en el siglo XIII.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



De la fortaleza hoy se conservan los restos de la defensa, parte de sus murallas y torreones, y dos puertas de entrada a la plaza de armas. De estilo nazarí con influencias cristianas fue edificado entre los siglos XII y XIII.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Arco de la Villa.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Sobre su base, en el año 1991, se ha construido dentro de la fortaleza el Parque "Antiguas Murallas",

Torre Alhaquime



Entramos en la Fortaleza y a la vez Parque Antiguas Murallas.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



En esta zona se ubicaba el llamado Castillo del Cementerio que fue derruido hace bastantes años. Se hizo en su recinto un cementerio que ya ha dejado de ser utilizado; en la actualidad es una zona de recreo desde donde se puede apreciar la campiña torreña y todos sus alrededores.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Murallas de la cara sureste de la Fortaleza Medieval, donde se ubica el Arco de la Villa.

Torre Alhaquime


Torre Alhaquime


Torre Alhaquime


Torre Alhaquime


Torre Alhaquime


Torre Alhaquime



Murallas de la cara noroeste de la Fortaleza Medieval.

Torre Alhaquime


Torre Alhaquime



En la falda sur de las murallas se ha creado recientemente un pequeño parque al cual se le ha puesto el nombre de José María "El Tempranillo", bandolero que tuvo aquí sus hazañas.

Torre Alhaquime



Plaza de José María el Tempranillo, a los pies de las murallas del Castillo del Cementerio y a la espalda de la Iglesia, en cuyas inmediaciones se encuentra la señal de la casa donde habitó en ciertos momentos este famoso bandolero y donde dio a luz su esposa María Jerónima Francés.

Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Torre Alhaquime



Torre Alhaquime


El bandolerismo andaluz hizo presencia en Torre Alháquime durante el siglo XIX.  Uno de los más célebres bandoleros tuvo una intensa relación con Torre Alháquime:  José Maria "El Tempranillo". Estuvo unido a Diego Corrientes hasta que formó su propia banda.

A esta población le trajo un joven contrabandista, natural de Almonaster la Real (Huelva), llamado Francisco Francés, al que todos conocían como Frasquito “el de la torre”. En una casa situada a espaldas de la parroquia, vivía también su madre y una hermana llamada María Jerónima.

A José María le llevó allí el buscar y aprender la práctica del contrabandista Frasquito y lanzarse a la sierra para probar fortuna “caballeando”, pero los ojos negros de María Jerónima le hicieron pensar en llevar una vida sedentaria, aquí donde nadie le conocía, y no pasar más allá del contrabando de tabaco y ricos tejidos desde Gibraltar.

En Torre Alháquime contrajeron matrimonio en 1830, hasta que un día varios migueletes (Guardia Civil) se presentaron en el pueblo buscando a Jose María. Alguien le había identificado como el autor de dos muertes en Montilla. Es entonces cuando tiene que abandonar a la mujer y esconderse en la sierra.

Mientras tanto María Jerónima vive en Torre Alháquime, pero las continuas molestias que le proporcionan las visitas de los migueletes, acechando una posible llegada del bandolero y la poca protección que le dan los vecinos, hace al matrimonio trasladarse a otra población cercana: El Gastor.

Habitaba el matrimonio en El Gastor cuando llegó la hora de dar a luz, y como era de costumbre en la época, se trasladó con su madre al pueblo de Torre Alháquime. No bien se hubo enterado el corregidor de Torre Alháquime de la presencia de María Jerónima en el pueblo y de la inminencia del parto, lo puso en conocimiento de sus superiores, que enviaron de inmediato un buen número de soldados voluntarios realistas y migueletes que se camuflaron en los alrededores para no levantar sospecha alguna entre los hombres de José María.

El día 6 de Enero conoce el corregidor, por medio de espías, que aquel mismo día dará a luz María Jerónima. La presencia de José María podía estar próxima y todos los caminos de entrada serán vigilados. El Tempranillo llegó a Torre Alháquime de madrugada  y su mujer se encontraba dando a luz cuando los migueletes rodearon la casa. Mientras cunde el pánico en el interior de la casa, se precipita el parto y muere Mª Jerónima después de dar a luz un varón también llamado José María. El bandolero se metió al recién nacido en la faja y cruzó en la grupa de su jaca “Beata” el cuerpo sin vida de María Jerónima hasta llegar a la localidad de Grazalema, donde vive por aquel entonces Frasquito “el de la torre”, al que entrega el niño. En el carnero de la iglesia parroquial de la Encarnación enterró el cuerpo de su mujer.


"El Rey mandará en España, en la sierra mando yo" , dijo José María el Tempranillo

Torre Alhaquime



Y por último, un torreón defensivo situado en los extramuros, como antesala del sistema defensivo de la fortaleza medieval, del que hoy se conservan gran parte de sus muros y uno de los torreones. y que responde al nombre de Torreón Arabe.

Torre Alhaquime



Ortofoto de Torre Alháquime

Torre Alhaquime


Fortaleza medieval.

Torre Alhaquime



Fuentes consultadas: Web del Ayto. de Torre Alháquime y Wikipedia.

El blog de manuel © 2009
La propiedad intelectual de las fotos pertenecen al autor, si te interesa alguna solo tienes que pedirla.
Blog optimizado para 1450 pixeles de resolución