BUSCAR EN ESTE BLOG

Sierra de Montecoche


La Sierra de Montecoche pertenece a los montes públicos de la localidad de Los Barrios (Cádiz) y situado en el Parque Natural de los Alcornocales.  Sierra divisoria de aguas que separa las cuencas de los ríos Palmones y Guadarranque. Es un frondoso bosque de pinos y alcornoques que bordea la vertiente norte del Pantano de Charco Redondo. En ella se pueden observar algunos canutos donde se encentran especies características de estas formaciones de laurisilva, vegetación propia de climas subtropicales y que nos da una idea de la vegetación reinante en la Edad Terciaria. Desde su loma tendremos bonitas vistas del embalse de Charco Redondo al sur, del Estrecho de Gibraltar y de gran parte del Parque Natural de los Alcornocales.

Posee una red de carriles que conforma uno de los espacios preferidos por los aficionados a la práctica del MTB. Nuestra ruta a pie discurre en parte por estas pistas forestales a través de los montes públicos la Teja, Mogea Luenga y Cucarrete, en el término municipal de Los Barrios. Por un cortafuegos accedemos a la loma de la sierra, que andaremos en su totalidad y donde está situado su vértice geodésico o punto de mayor altura.

CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA
Fecha Año 2018
Pueblos cercanos Los Barrios (Cádiz)
Paraje, Parque... Parque Natural de los Alcornocales (Cádiz)
Comienzo Sendero la Teja
Final En el punto de inicio
Distancia aprox. 19,3 km 
Tiempo  8 horas (muchas paradas incluidas)
Altura máxima,
altura mínima,
 Altura mínima: 177 m.
 Altura máxima: 563 m. (vértice geodésico Montecoche)
Dificultad  Baja
Trazado Circular
Permiso No


Accedemos por la salida 66 o 70 de la A-381 Jerez-Los Barrios. El comienzo de nuestra ruta coincide también con el del Sendero de la Teja, donde hay una cancela que impide el paso de vehículos a motor, debiendo dejarlo aparcado unos metros antes.





La variedad de carriles de esta sierra ha hecho posible que el Centro BTT Los Alcornocales balizara y homologara en la zona de Montecoche 6 rutas de distintas dificultades para bicicleta de montaña. Para lo que tengan alguna duda comentaré el anglicismo MTB son las siglas para Mountain Bike, y BTT atiende a Bicicleta Todo Terreno, es decir, que son lo mismo.









Lo primero que encontramos a la derecha es un cartel informativo poco esclarecedor. Debería poner "vista panorámica DESDE EL monte la Teja". Además, señala como el monte los Garlitos al que tenemos enfrente y no es así. El que vemos es el Cabezal del Junquillo en la sierra del mismo nombre. Garlitos queda mas atrás.

Sierra de Montecoche



Vamos por el Camino del Rincón de la Sierra de Montecoche y también tramo inicial del sendero La Teja.  Hace bastantes años que el Parque Natural de los alcornocales se encuentra sumido en un proceso de decaimiento de su alcornocal conocido como “seca”. La Agencia de Medio Ambiente implantó un sistema de gestión que integra de forma real, tanto los aprovechamientos forestales como los ganaderos y cinegéticos. En el 2001, esta gestión se comienza a poner en práctica en el monte de la Teja, pionero en la aplicación de medidas para el control de herbívoros como paso previo al de cualquier técnica para la repoblación forestal con alcornoque.

Sierra de Montecoche



Desde aquí vemos uno de los túneles de la A-381 conocida como la "autovía verde". Estos falsos túneles, no necesarios para la viabilidad de la autovía, se construyeron para minimizar el impacto sobre el medio, con el objetivo de facilitar el paso de la fauna de un lado a otro del trazado. Otra medida es la construcción de grandes viaductos sobre los valles de los cursos de agua, que también permiten el paso de la fauna, en esta ocasión por debajo de la carretera.

En mi opinión de poco sirven, dada la distancia entre cada una de estas construcciones. Además están las alambradas y vallados que cercan las fincas particulares y cotos de caza que abarcan las mayor parte del Parque Natural de los Alcornocales.





A la derecha podemos ver la loma de la Sierra del Niño y la Laja de Valdespera.

Sierra de Montecoche



Estamos observando las montañas mas meridionales de la Península Ibérica. De naturaleza silícea, pertenecientes a las Areniscas del Aljibe, que se formaron bajo el mar y se levantaron durante la orogenia alpina hace millones de años, en un proceso que aun continua hoy en día. Como son de naturaleza sedimentaria, se presentan formando estratos planos, que debido a la fuerza de formación de las montañas, se encuentran inclinados. Son conocibles como lajas.





Abandonamos el carril principal y continuamos a la izquierda por el sendero de la Teja.

Sierra de Montecoche



El sendero del monte la Teja muestra la gestión forestal que se realiza en este monte. Se puede ver el modelo de gestión integrada de los aprovechamientos forestales, ganaderos y cinegéticos, que empezó a aplicarse en 2001 en el monte público La Teja con resultados muy favorables. El sendero comienza haciendo un pequeño recorrido por una regeneración natural producto, sobre todo, de la retirada de la carga de herbívoros. Los alcornoques están rodeados de pinares de repoblación que, en un futuro no muy lejano, serán reemplazados por la vegetación original.




Históricamente la masa forestal que se encontraba aquí se dedicaba al pastoreo (usando el fuego para generar pastos) y a la obtención de madera, leña y carbón haciendo cortas “a matarrasa” (sin dejar ningún árbol en pie). Estos aprovechamientos fueron paulatinamente incrementando la presión sobre el alcornocal hasta finales del siglo XIX, fecha en la que la extracción de corcho de forma industrial hizo que aumentara el interés por los alcornoques y se redujeran las citadas cortas “a matarrasa”, así como el uso del fuego. Aun así la presión ganadera persistió intensamente hasta los años 60, en los que la administración restringió su uso, sobre todo el de ganada cabrío.

Debido a todo lo anterior, el alcornocal se ha encontrado en las últimas décadas en un proceso de recesión. Los pequeños alcornoques que sobrevivían eran en su mayoría brotes de raíces y cepas de los árboles cortados y no de bellotas, desarrollando alcornoques menos longevos, mas propensos a enfermedades y plagas, menos productores de bellota.

Como consecuencia , el monte disminuyó la producción de corcho debido al decaimiento y pérdida del alcornocal. El problema fundamental es que no aparecían nuevos alcornoques procedentes de bellota que sustituyeran a los viejos árboles que iban muriendo debido al sobrepastoreo entre otras causas. 

La intervención ha consistido en una repoblación cuyos principales apoyos han sido la eliminación del ganado, el cerramiento perimetral para evitar la entrada de herbívoros como el ciervo y el gamo, control de los descorches y la adecuada preparación del terreno para la siembra y plantación.





En la década de 1970 se introdujo el pino para la producción de piña y madera en zonas donde el alcornoque se había perdido, por eso aquí se puede observar una masa forestal mixta, en la que se aprecia una estrecha relación entre los pinos y alcornoques.

El pino crece mas rápido que el alcornoque debido fundamentalmente a que el sol favorece sus primeras etapas de crecimiento, además al ser menos sabroso para los hervíboros su desarrollo no se ve afectado por la presencia de estos, mientras que el alcornoque les resulta un bocado exquisito. Como consecuencia de todo esto los pinares se han desarrollado muy bien en la zona.

A medida que los pinos crecen, se van mejorando las condiciones ecológicas para que el alcornoque vuelva a regenerarse, ya que protege el suelo de la erosión y le proporciona la sombra necesaria para que pueda sobrevivir a los primeros años. Así tenemos pinos adultos de cierta altura junto a alcornoques pequeños, que con el paso del tiempo, por un proceso de evolución natural ocuparán el lugar de los pinos, llegándose al alcornocal que inicialmente existía en el monte.

Como podremos ver, se encuentran pinos con alcornoques, pinos que en las sucesivas actuaciones forestales van a ser retirados una vez que hayan cumplido la función que esperamos de ellos: proteger y favorecer a los pequeños alcornoques.

Sierra de Montecoche



Desgraciadamente estas actuaciones solo pueden realizarse en monte público, que representan una pequeña porción del Parque Natural de los Alcornocales. La mayor parte de este espacio protegido está en manos privadas (cotos de caza), donde la "seca" del alcornocal se extiende en algunas zonas a pasos agigantados, en el que hay una gran población de hervíboros (incluso se realizan crías intensivas de ciervos) y el descorche se ceba hasta en los ejemplares mas débiles de alcornoques.

Sierra de Montecoche



Jaguarzo morisco (Cistus salviifolius)




Sierra de Montecoche



Podría ser.... Halimium lasianthum




En el pinar la mayoría son pinos piñoneros de copa redondeada, pero también encontramos el pino marítimo o resinero de copa alargada.

Sierra de Montecoche



Mimosas (Acacia saligna)





Cantueso (Lavandula stoechas )




Al alcanzar el vallado de la finca privada Las Hermanillas el camino gira 90º a la derecha y se convierte en un cortafuegos. Cuando estos cortafuegos se sitúan a lo largo de la pista y caminos forestales reciben el nombre de "faja auxiliar".

Sierra de Montecoche



El sendero de la Teja transcurre paralelo al vallado.

Sierra de Montecoche



Aquí encontramos un cartel explicativo sobre las medidas preventivas contra incendios. 





Para luchar contra los incendios es necesario facilitar una serie de puntos de agua a los vehículos especiales que participan el plan de lucha contra incendios forestales de Andalucía (PLAN INFOCA). Además existen otras herramientas como el cortafuego, que tienen el fin de romper la continuidad vertical y horizontal del combustible vegetal, evitando así la propagación del incendio. Para eso se desbroza total o casi totalmente el matorral sin afectar el suelo. 





A pocos metros del cartel existe una balsa o de agua con una capacidad de 50000 litros. Permite a los vehículos forestales realizar maniobras de aproximación y captación de agua con las máximas medidas de seguridad.





Ornithogalum orthophyllum




Abandonamos el sendero La Teja que a la altura del cartel anterior gira 90º a la derecha. Nosotros continuamos en línea recta cruzando una angarilla y subiendo por el cortafuegos en dirección a la loma.

Sierra de Montecoche



Aquí han dejado los troncos de una tala en pleno cortafuegos. Una decisión muy "inteligente" para que esta leña sirva de puente en caso de incendio y el fuego pase fácilmente de un lado a otro.

Sierra de Montecoche



Llegamos a la loma de la Sierra de Montecoche y desde aquí podemos apreciar mejor el paisaje que nos rodea. Al sur vemos las sierra del Niño, Garlitos y Junquillo.





Al norte tenemos la Sierra de Murta y otros cerros mas cercanos.

Sierra de Montecoche



MP: Monte Público.




El cortafuego transcurre por toda la loma de la Sierra. En este tramo, el muro de piedras que tenemos a nuestra izquierda es la linde entre el monte público en el que nos encontramos y la finca privada Dehesa de Fatigas.

Sierra de Montecoche



Ahora solo tenemos que continuar siempre por el cortafuegos hasta el final de la loma. Tenemos por delante unos 6 km antes de abandonarla.

Sierra de Montecoche



Palmito (Chamaerops humilis)




Hasta llegar al vértice geodésico el recorrido se convierte en una serie de toboganes.

Sierra de Montecoche



Lotus parviflorus




Sierra de Montecoche



Sedum brevifolium




Atrapamoscas (Drosophyllum lusitanicum)




Poco a poco vamos ganando algo de altura y al estar mas alejado el pinar tenemos vistas del Embalse de Charco Redondo y sierras de alrededor.

Sierra de Montecoche







Las lajas de la Sierra del Niño. En el centro está el cerro Cruz del Romero.





Zoom hacia la Laja de España.






A orillas del embalse vemos la Casa de la Higuerita. Entre el alcornocal y el pantano aparecen unas zonas llamadas bujeos, suelos arcillosos donde se desarrolla el acebuche. Son tierras fértiles que han sido tradicionalmente aclaradas para la creación de pastos, y en las zonas llanas, también para el cultivo. El suelo aquí es poco profundo, causa para que el alcornoque no se desarrolle, puesto que sus raíces no son superficiales como las del acebuche. Al fondo, en la A-381 vemos el Túnel de Valdespera.





Podría ser...  Ranunculus parviflorus




Iris filifolia




Sierra de Montecoche



 Jara rizada, jaguarzo (Cistus crispus).




Sobre las raíces de las jaras crece una planta parásita del género Cytinus, también conocida vulgarmente como "colmenilla del jaguarzo", "teticas de doncella" ó "chupamieles". Sus dos especies son Cytinus hypocistis que parasita diferentes especies de cistáceas, y Cytinus ruber que tiene las piezas florales blancas y las hojas de color rojo vivo y parasita exclusivamente a la jara blanca (cistus albidus).

Cytinus hypocistis



Vemos al fondo la caseta de vigilancia.

Sierra de Montecoche



Polygala microphylla




Llegamos a la caseta de vigilancia forestal.

Sierra de Montecoche



Pasada la caseta acaba el monte la Teja y ahora continuamos por el monte Mogea Luenga o Moheda de Luenga.

Sierra de Montecoche



Avispa alfarera  (Ancistrocerus nigricornis) en pleno atracón de polen.




El polinizador "escarabajo del sudario" (Oxythyrea funesta)




Llegamos al vértice geodésico de Montecoche con una cota de 563 m, situado en la Cabezada de la Cañada del Helecho.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Al otro lado del vértice geodésico, al norte, tenemos en primer plano los la dehesa de Navamatrera, perteneciente a la finca de la Almoraima, término de Castellar de la Frontera. En lontananza, mucho mas lejanas, se aprecian las siluetas de otras sierras de Cádiz y Málaga.

Sierra de Montecoche



Vamos con el zoom para identificar mejor algunos montes.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Pocos metros después del vértice geodésico acaba el monte Mogea Luenga y pasamos al monte Cucarrete.

Sierra de Montecoche



Hay que rodear esta laja de arenisca.

Sierra de Montecoche



Desde esta laja vemos al SE la Bahía de Algeciras.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Aquí parece que hubo otro vértice geodésico. Creo que se equivocaron de sitio. 

Sierra de Montecoche


Sierra de Montecoche



Jara cervuna, jara macho (Cistus populifolius)




Pasamos del monte Mogea Luenga al monte Cucarrete. Aquí el cortafuegos comienza a descender suavemente pero sin perder las vistas al Campo de Gibraltar.

Sierra de Montecoche



Descendemos por la divisoria entre el monte Cucarrete por el que ahora caminamos y el monte Cuevas del Hospital que queda a nuestra izquierda.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Dejamos a la izquierda el carril que cruza el monte Cuevas del Hospital. Si optamos por el habría que dar un rodeo bastante grande y es "mas de lo mismo". Mejor disponer de mas tiempo y disfrutar del paseo, sin prisas.





Así que continuamos por el carril hacia delante y a unos 100 metros descendemos por la derecha monte a través.

Sierra de Montecoche



Y en menos de 400 m. enlazamos con el carril de Montecoche que será nuestro camino de vuelta.

Sierra de Montecoche



El carril discurre por toda la ladera suroeste de la Sierra de Montecoche, entre los 200 - 300 m. de altitud (en la loma era superior a los 500). Lo cruzan varios arroyos que descienden formando pequeños canutos. Por ser una zona mas húmeda la vegetación que encontramos es diferente.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



En el entorno de los arroyos que cruza la pista encontramos la vegetación típica de los canutos formada por quejigos, alisos, helechos, hiedras trepadoras, etc.

Sierra de Montecoche



Rhododendron ponticun subsp. baeticum





Conocido como rododendro, ojaranzo o revientamulas. Es un arbusto de las famila de las Ericáceas y esta variedad solo se encuentra en el sur de España, concretamente en los canutos de algunos ríos del Campo de Gibraltar y la Sierra del Aljibe. La planta contiene un alcaloide llamado grayanotoxina que puede ser venenoso para el ganado.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Todavía andamos por el monte Cucarrete y ahora pasamos por el arroyo del Tajo Amarillo.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Cuando nos distanciamos del entorno de los arroyos y sus canutos la vegetación y la arboleda vuelve a cambiar y el espacio es mas abierto, permitiéndonos ver el paisaje que divisábamos desde la loma aunque a menor altura.

Sierra de Montecoche



Con el zoom llegamos al punto mas lejano del embalse de Charco Redondo y podemos ver parte de la presa.

Sierra de Montecoche



Mas a la izquierda vemos la silueta del Jebel Musa.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



El "oso de Montecoche".




Sierra de Montecoche



Vara de San José, gamón (Asphodelus albus)




 Jaguarzo negro (Cistus monspeliensis)




Sierra de Montecoche



Ahora vemos el extremo oriental del arco que forma la gran laja de arenisca conocida como el Tajo de la Lata.

Sierra de Montecoche



En esta laja encontramos una amplia colonia de buitres leonados.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Buitre con vistas al Jebel Musa.

Sierra de Montecoche



El mismo buitre con vistas a Los Barrios.

Sierra de Montecoche



Pasamos por el arroyo del Cebrillo en su unión con el arroyo de Juan Pérez.

Sierra de Montecoche



Este cartel nos indica que entramos en el monte Mojea Luenga o Moheda Luenga (dejamos atrás el monte Cucarrete).

Sierra de Montecoche



Mas adelante encontramos este cartel que no es muy clarificador. No puede hacer referencia al monte Cucarrete porque estamos fuera de el, ya que ahora estamos en el de Mojea Luenga. Supongo que indica el camino a seguir por un carril que encontraremos a la izquierda y que lleva al cerro y Casas de Cucarrete, situados 1 km mas abajo, cercanas a la orilla del embalse. 




Tenemos a la vista la otra parte del Tajo de la Lata, la mas occidental, que continua al otro lado del carril.

Sierra de Montecoche



En un cruce vemos un cartel indicativo de las distintas rutas para hacer en BTT.





Sierra de Montecoche



En el Tajo de la Lata hay numerosos abrigos o cavidades que suelen ser muy abundantes en las rocas pertenecientes a las Areniscas del Aljibe.

Sierra de Montecoche



Abandonamos la pista para curiosear.

Sierra de Montecoche



Algunos de estos abrigos fueron refugios de pastores.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Continuamos nuestro camino.

Sierra de Montecoche



Llegamos al "Mirador de Mogea Luenga", otro cartel sin la palabra "DESDE". Si, ya se que es un mirador "situado" en el monte Mojea Luenga. Pero el que no conozca la toponimia de la zona podría entender que desde aquí "está viendo Mogea Luenga". En todo caso deberían haber puesto "Mirador del Embalse y de la Sierra del Niño". Al estar a menor altura las vistas son inferiores a las que obtuvimos desde la loma de la sierra.

Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Sierra de Montecoche



Este cartel nos indica que entramos en el monte la Teja (abandonamos el monte Mojea Luenga).

Sierra de Montecoche



Gladiolus communis




Por fin un cartel correctamente escrito con la palabra "DESDE". Una panorámica parecida a la del cartel anterior aunque mas cercana a la cola occidental del embalse y a la autovía A-381. 

Sierra de Montecoche



Vemos la Sierra del Niño, Laja de Valdespera, Loma de los Garlitos y Laja de España.

Sierra de Montecoche



La Casa de la Teja, posiblemente un refugio o zona de descanso para los retenes del INFOCA.

Sierra de Montecoche



A escasos metros está la Fuente de la Teja y su alberca.





Dejamos a la derecha el sendero de la Teja por el que subimos en el inicio de nuestra ruta.

Sierra de Montecoche



Y a escasos 500 metros llegamos al final de nuestra ruta.

Sierra de Montecoche



Mapa:

Sierra de Montecoche



Perfil

Sierra de Montecoche







4 comentarios :

  1. SALUDOS: SI SEÑOR UNA BUENA RUTA Y BIEN DOCUMENTADA COMO TU SABES HACERLO, UNA RUTA BASTANTE ENTRETENIDA EN TODO SU RECORRIDO, PUES VIENDO TU REPORTAJE TENDRÉ QUE REPETIRLA UNA VEZ MAS PORQUE VIENDO TU REPORTAJE SIEMPRE HAY COSAS QUE ME SORPRENDE CON NO HABER VISTO COMO EL "OSO DE MONTECOCHE"....SALUDOS MANUEL Y COMPONENTE

    ResponderEliminar
  2. La fotos muy representativas la crónica un lujo en muchos aspectos.
    Hice esta ruta dos veces se me hizo larga .un día con viento y lluvia.
    Eres un maestro Manuel para los textos y coordinación de las fotos .
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario, Manuel. En esa zona de los Alcornocales es frecuente pillarlo nublado o con niebla y en cuanto sales de allí todo está despejado. Un saludo.

      Eliminar

Si tu comentario no aparece en 24 h, quizás no sea el lugar adecuado. En ese caso utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO


El blog de manuel © 2009
La propiedad intelectual de las fotos pertenecen al autor, si te interesa alguna solo tienes que pedirla.
Blog optimizado para 1450 pixeles de resolución