domingo, 21 de abril de 2013

Marismas del Barbate


Marismas del Barbate desde Vejer de la Frontera
Marismas del Barbate

Lo atractivo de este sendero es el descubrimiento de un ecosistema tan singular como es la marisma, una zona húmeda cuya vida está determinada por la circulación de las mareas. Fauna, especialmente aves, y flora propias hacen singular este espacio que es de gran belleza paisajística.

Las Marismas del Barbate constituyen una zona húmeda de enorme valor faunístico y, hasta cierto punto, sustituyen a la Laguna de La Janda con la que estuvo funcionalmente integrada. Ocupan un lugar privilegiado en las rutas migratorias de vuelo del Atlántico oriental como área de descanso y refresco para aquellas especies que, procedentes del centro y norte de Europa o del continente africano, llegan exhaustas a las costas gaditanas. Del mismo modo es una zona ideal para el mantenimiento de poblaciones de aves tanto sedentarias como invernantes.

El río Barbate tiene un régimen caracterizado por una alta irregularidad. La elevada pluviosidad de su cuenca y la torrencialidad de las precipitaciones dan lugar a episodios de riadas que llegan a inundar por completo la marisma con aguas dulces y gran cantidad de sedimentos. La actuación humana mediante la construcción de embalses (Almodovar, Celemín, Barbate) ha amortiguado bastante la intensidad de las avenidas. También ha influido en la modificación del cauce del río y las marismas la desecación de la antigua laguna de la Janda, realizada a mediados del siglo XX, con el propósito de ampliar la superficie de cultivo de regadío.

Las marismas del Barbate corrieron sólo en parte la misma suerte que otros humedales hoy prácticamente desaparecidos. Afortunadamente, un cambio de actitudes propició una percepción y valoración bien distinta, lo que llevó en este caso, a su declaración como zona de reserva, máximo nivel de protección de los espacios naturales andaluces.

CARACTERÍSTICAS
FechaAbril 2013
ZonaParque Natural de la Breña y Marismas del Barbate (Cádiz)
Cerca deLa Barca de Vejer, Vejer, Barbate
Distancia 13,5 km
Tiempo 4 h
TrazadoCircular
ComienzoJunto al E.D.A.R., en la carretera A-393 de la Barca de Vejer hacia Barbate.
FinalizaEn la Ermita Virgen de la Oliva. Puede prolongarse hasta el punto de inicio si no está inundado el último tramo. También se puede usar el atajo hacia el Mirador.
DificultadBaja
DesnivelesInapreciable, a nivel del mar.
PermisoNo


El sendero comienza junto a la E.D.A.R. y cerca del Cortijo Monte Marisma, en la carretera A-393, a un kilómetro de La Barca de Vejer y en dirección a Barbate. En la carretera hay carteles indicativos.

Marismas del Barbate



El comienzo del sendero también esta situado en una zona de huertas conocida como Virgen de la Oliva.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



El primer tramo transcurre paralelo a un canal que procede de la E.D.A.R. (estación depuradora de aguas residuales) y su "característico olor".

Marismas del Barbate



Detrás tenemos vistas de Vejer de la Frontera.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Trifolium repens

Marismas del Barbate



Scilla peruviana

Marismas del Barbate



A nuestra derecha tenemos el camino por el que presumiblemente pretendíamos regresar.

Marismas del Barbate



Ahora el sendero gira 90º a la izquierda para ir al encuentro del río Barbate.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Garcilla bueyera o purgabueyes (Bulbucus ibis).  Su nombre viene dado porque suelen estar junto al ganado, que al comer hierba arrancan las larvas que hay bajo la tierra y que constituyen su principal alimento. También se ven frecuentemente junto la maquinaria agrícola en las tareas de labranza cuando levantan la tierra.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Humedales a nuestra derecha.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Cigüeñuela común, estaquilla real (Himantopus himantopus)

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



El sendero se aproxima al río Barbate y transcurrirá paralelo a el durante la mayor parte de su recorrido oficial.

Marismas del Barbate



Galápago leproso (Mauremys leprosa).

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Vejer de la Frontera

Marismas del Barbate



Aquí el río Barbate queda detrás del cañaveral.

Marismas del Barbate



Chrysanthemum coronarium

Marismas del Barbate



Plantago lagopus

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Triguero (Emberiza calandra)

Marismas del Barbate



Borago officinalis

Marismas del Barbate



Echium sp

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate


Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Garcilla bueyera (Bulbucus ibis)

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



"Paso canadiense"

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Aparecen las primeras Sarcocornias perennis, planta halófita adaptada a sobrevivir en un ambiente salino, en zonas que se inundan con las pleamares. Ello indica que hasta aquí penetra en un alto porcentaje del agua del mar.

Marismas del Barbate


Marismas del Barbate



Al otro lado del camino están los humedales donde ahora en primavera florecen los Ranunculus.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Ranunculus peltatus

Marismas del Barbate



El río Barbate, siempre a nuestra izquierda.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Lavandera boyera (Motacilla flava)

Marismas del Barbate


Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Compuerta de marea.

Marismas del Barbate



Llegamos a un mirador

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Dejamos a nuestra derecha un camino que sirve de atajo.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Dejamos un segundo atajo a nuestra derecha.

Marismas del Barbate



Primer puente.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Cangrejo violinista, barrilete, boca (Uca tangeri)

Marismas del Barbate


Uca Tangeri es un cangrejo que tiene su hábitat en la zona intermareal de marismas y caños de  Cádiz y Huelva.  En el fango excava unas galerías de 80 cm de profundidad. Cuando baja la marea salen para comer algas y detritus. Suelen ser gregarios y forman colonias muy numerosas.

El macho tiene una pinza de gran tamaño y de color blanquecino, habitualmente la derecha, que sirve para atraer a las hembras para la reproducción y marcar su territorio. La otra pinza es muy pequeña y es la que usan para comer y cavar. La hembra carece de esta gran pinza y solo tiene dos más pequeñas.

Los mariscadores le quitan las pinzas grandes o "bocas" para su venta. Esta práctica afecta a la supervivencia de la especie, ya que son rechazados por las hembras.  Con la prohibición del marisqueo en en el Parque natural se ha conseguido que no disminuyan estas poblaciones

Marismas del Barbate


Marismas del Barbate



Segundo puente.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Tercer puente.

Marismas del Barbate



Desde lejos nos llamó la atención algo que estaba sobre el fango.

Marismas del Barbate



Resultó ser una numerosa colonia de cangrejos violinistas (Uca tangueri). Nunca había visto tantos juntos.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Cuarto puente.

Marismas del Barbate



Quinto y último puente. Nos aproximamos al fin del sendero oficial.

Marismas del Barbate



Nasa de pesca. Es una forma de pesca pasiva que consiste en un cilindro que se va estrechando en forma de embudo invertido. Se pone un cebo y cuando la presa entra, cae en un depósito del que le es imposible salir.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Nos encontramos con un concurso de aves silvestres.

Marismas del Barbate



Mas adelante hay un cartel que nos indica el final del sendero, muy cerca del pueblo de Barbate. Hemos caminado unos 9 km. Llegados a este punto tenemos varias alternativas: volver atrás hasta el punto de inicio, regresar en coche si hemos dejado uno en cada punto, o intentar hacer un recorrido circular pasando por el límite de las marismas, lo cual comprobamos que no es factible en esta época del año.

Marismas del Barbate



Nosotros decidimos hacer un recorrido circular, aunque ya nos habían advertido que en meses de lluvias el último tramo suele encontrarse inundado. Continuamos por un carril que pasa por la zona de las Casas de la Huerta del tío Diego.

Marismas del Barbate



Je je je

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



El camino transcurre por los límites del Parque Natural.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



El puente por el que antes pasamos.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



La abundancia de lluvias de este invierno ha hecho que los humedales rebasen los límites del parque.

Marismas del Barbate



Bellardia trixago

Marismas del Barbate



Orobanche crenata Forsska

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Dos machos y una hembra de Ánade Azulón (Anas plathyrrinchos) y dos cigüeñuelas.

Marismas del Barbate



Esta especie no la conozco.

Marismas del Barbate



Dejamos a nuestra derecha un atajo que nos llevaría hasta la proximidades del mirador.  Esta es la alternativa de regreso mas sensata si ha llovido mucho anteriormente.

Marismas del Barbate



Nosotros continuamos hacia delante y cruzamos el cauce seco del arroyo de Mondragón, uno de los principales aportes de agua dulce a las marismas. Está claro que cuando llueva intensamente por aquí no hay quien pase.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Lo que nos temíamos, el camino está inundado.

Marismas del Barbate



Pero continuamos con la esperanza de que no sea mucho.

Marismas del Barbate



Un descanso en zona seca

Marismas del Barbate



Ahora cruzamos el cauce del arroyo de la Cañada del Melón.

Marismas del Barbate



Aquí vimos a esta culebra viperina o culebra de agua (Natrix maura) en su variedad "bilineata". La llaman viperina porque desarrolla un mimetismo con las víboras. Cuando es molestada emite un bufido, enroscando su cuerpo y adoptando su cabeza una forma triangular, igual que las víboras. Aunque tienden a huir, también se lanzan hacia delante en un intento de morder. El objetivo de la cámara fue testigo de todo ello.

Marismas del Barbate



De nuevo el camino comienza a estar "encharcado".

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Esto ya no era "encharcado", sino un mar interior y conforme avanzábamos tenía mas profundidad, así que decidimos dar la vuelta porque aun quedaban casi dos kilómetros para llegar a la bifurcación con el camino de inicio.

Marismas del Barbate



Teníamos dos opciones, regresar por el atajo que nos llevaría al mirador o entrar por la Cañada del Melón hacia la Ermita de la Virgen de la Oliva. Optamos por esta última.

Marismas del Barbate



Salimos de la Cañada del Melón.

Marismas del Barbate



Aquí un tramo del camino público a la derecha del invernadero se encuentra usurpado y cortado con una cancela. Lo rodeamos por la izquierda caminando por el borde de hormigón.

Marismas del Barbate



Hasta conectar de nuevo con el camino público.

Marismas del Barbate



Y en poco tiempo llegamos a la Ermita de la Virgen de la Oliva. A partir de aquí hay que andar 2 km por el arcén de la carretera hasta llegar al punto de inicio, opción nada recomendable y muy peligrosa. Es mejor dejar un segundo coche aquí.

Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Marismas del Barbate



Mapa de la ruta: en rojo el recorrido que hemos realizado, en amarillo el tramo inundado y en azul el atajo que nos llevaría de nuevo hacia el mirador (opción recomendada).

Folleto del sendero  (click encima)

Marismas del Barbate

Fuentes consultadas y bibliografía: Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

6 comentarios :

  1. Impresionante la foto de la culebra, Manuel, qué pasada.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Espectacular reportaje fotográfico!! La gran cantidad de agua lo convierte en un paisaje precioso de una gran biodiversidad, aunque tenga tramos impracticables para completar el recorrido circular. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Saludos Daniel. La culebra tenía ganas de fotos y se prestó a ello. :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Bettina, a partir de ahora llevaré una barca hinchable en la mochila.:)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuel, buscando el nombre de un faro del que tengo unas fotos he dado con tu blog que me parece una maravilla. Tienes unas fotos preciosas y es muy didáctico. Yo soy descendiente de fareros y tengo una gran atracción por esas construcciones.

    Un saludo y te felicito por tu blog.

    Leonor

    ResponderEliminar

Si tu comentario no aparece en 24 h, quizás no sea el lugar adecuado. En ese caso utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO


El blog de manuel © 2009
La propiedad intelectual de las fotos pertenecen al autor, si te interesa alguna solo tienes que pedirla.
Blog optimizado para 1450 pixeles de resolución